ECG - ELECTROCARDIOGRAMA

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte por enfermedad en el mundo, lo que ha llevado a que se realicen grandes avances tecnológicos y terapéuticos. El diagnóstico temprano es una de las necesidades imperiosas para evitar secuelas invalidantes, por lo que día a día contamos con herramientas diagnósticas novedosas y fascinantes, que permiten intervenciones tempranas, que evitan infartos y problemas cardiovasculares mayores.

Pocas herramientas en la cardiología continúan siendo vigentes y al alcance de todas las personas, como el electrocardiograma (EKG), ya que la información que brinda, sumada al interrogatorio y al examen físico nos permite llegar a por lo menos presumir la existencia de una patología que poner la vida del trabajador en peligro, o que puede ser afectado su desempeño por un riesgo de un evento cardiaco. El EKG es la representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón, que se obtiene con un electrocardiógrafo, del cual disponemos de modernas versiones electrónicas, que interpretan de manera automática el trazado mediante complejos algoritmos y permiten almacenar el resultado de manera electrónica.

Es una herramienta de gran importancia para valorar trabajadores que dentro de su ocupación, van a realizar tareas de alto riesgo, tales como trabajos en alturas, en caliente, espacios confinados o actividades con alta exigencia física, en especial tratándose de trabajadores hipertensos o con antecedentes de patologías cardíaca en tratamiento o mayores de 50 años.