¿Qué es?

La espirometría consta de una serie de pruebas respiratorias bajo circunstancias controladas, que mide la capacidad y el volumen pulmonar y la rapidez con que los flujos aéreos se mueven dentro de los pulmones. Detecta problemas funcionales pulmonares de tipo restrictivo, obstructivo y/o mixto y se realiza con un equipo de tecnología digital de última generación. Los resultados se presentan en forma numérica fundamentados en cálculos matemáticos y en forma de impresión gráfica (espirograma). Es efectuado por Profesionales en Terapia Respiratoria. Se le realiza a las personas que se encuentran expuestas a productos químicos, humos o gases irritativos y/o material particulado.

La Espirometría es de suma importancia debido a que permite determinar si los factores de riesgo a los que se encuentran expuestos los trabajadores en su sitio de trabajo, pueden estar deteriorando la función pulmonar; información necesaria para tomar medidas de prevención y protección respiratoria dependiendo del cargo, el factor de riesgo y la fuente al que están expuestos. El objetivo es evaluar la función pulmonar para detectar anticipadamente alteraciones a este nivel, con el fin de tomar las medidas necesarias en la prevención y control de las enfermedades bronco pulmonares ocupacionales o evitar el agravamiento de las mismas.


¿Cómo se hace una espirometría?

  • Se debe tener la espalda recta.

  • Se debe tomar el aire por la nariz lo más profundo que se pueda, luego se debe introducir una boquilla dentro de la boca y expulsar el aire con su máximo esfuerzo y sin detenerse; durante el tiempo de expulsión del aire (espiración), se puede llegar a tener la sensación que el aire no se está movilizando o saliendo de los pulmones, esto es causado porque al final de la espiración los volúmenes y flujos son bajos y no son percibidos fácilmente por el usuario.

Está contraindicado en pacientes que presenten:

  • Infarto agudo al miocardio reciente

  • Cirugía reciente (ojos, oído, tórax o abdomen)

  • Aneurisma cerebral, abdominal y torácica

  • Enfermedad cardiovascular inestable

  • Embarazo de alto riesgo

  • Desprendimiento de retina

  • Estado de salud precario

  • Hemoptisis de origen desconocido

  • Traqueotomía

  • Hemotórax

  • Tuberculosis activa

¿Pueden ocurrir eventos adversos?

Al no ser un procedimiento invasivo, los eventos adversos son mínimos, de muy baja complejidad y de poca frecuencia de presentación. Los más comunes son:

  • Mareo

  • Tos

  • Broncoespasmo (sensación de ahogo inminente)

  • Sincope (desmayo)

  • Dolor torácico (dolor en el pecho)

  • Cefalea (dolor de cabeza)